lunes, 3 de octubre de 2011

Terapia al desnudo

Mezclando lo real, lo virtual, lo psicológico y lo sexual

Tengo la costumbre, iba a decir manía, de mirar cómo llega la gente a mis blogs. De vez en cuando te encuentras cosas muy curiosas. Ayer sin ir más lejos alguien entró a "Psicología y Cine" buscando "película de psicóloga que se desnuda delante de sus pacientes". Evidentemente te preguntas "¿qué película es esa?". Así que entré a Google a ver qué respuestas me daba. Ninguna película, pero había varias entradas que terminaron por llamarme la atención.

Por lo visto una psicóloga de Nueva York se desnuda durante las sesiones de terapia para demostrar a los pacientes que no tiene nada que esconder y crear una mayor relación de confianza, provocando en el paciente un grado de relajación o excitación que ayuda a que afloren todos los problemas y una vez puestos de manifiesto se pueden resolver mejor.

Lo del calentón no sé cómo lo resolverán, se me ocurren varios sistemas pero a estas alturas no sé si a lo del "final feliz" se le puede llamar terapia.


Dicho así la técnica puede puede parecer hasta lógica, pero a mí me recordó una entrevista que vi hace años por la tele de un señor que decía que podía leer el futuro de las personas mirándoles el culo y su erudita ciencia se llamaba nada más ni nada menos que "culomancia" ¡ahí es ná!.

Sarah White no es culomántica, por lo visto es cierto que es psicóloga y la verdad es que la chica parece maja, tiene cara de lista y se explica bien. Ha montado un chiringuito en la que la primera sesión se hace por Internet y cuesta ciento cincuenta dólares, que ya está bien para una sesión de psicología on-line, virtual o como la quieras llamar. Si la "terapia" progresa, despues de tres sesiones de estas ya puedes ir a la "consulta" en persona, previo pago de cuatrocientos cincuenta dólares más. Que digo yo que ya son ganas de ver en bolas a tu terapeuta, porque pagando eso puedes ver casi a quien te de la gana.

Pero a la colega no le debe ir mal del todo, ya que ha registrado la técnica de "terapia al desnudo" y ha ampliado el negocio con un equipo de psicólogas y psicólogos porque evidentemente, pagando eso tienes derecho a elegir quien se desnuda el cuerpo mientras tú desnudas el alma.


Conste que a mí esto de iniciar las sesiones desnudándote por una webcam me parece un poco friki y me suena más a una oferta original de las muchas de cibersexo que hay en internet, pero si alguien quiere pagar por ello es muy libre.

Pensar que cuando en el año 2000 establecí mi Gabinete Virtual de Psicología, siendo uno de los pioneros en el tema de las consultas on-line, mis colegas me miraban con cara rara... Y eso que lo hacía vestido ;-) Si se llegan a enterar de lo de Second Life no sé qué hubiesen pensado.

En fin, sinceramente espero que el ejemplo de la señorita White no cunda, creo que no me comería un rosco y ya bastante mal están las cosas con eso de la crisis.

Saludos,




Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails