martes, 27 de septiembre de 2011

L'autre monde

Mezclando a tope SL con RL

Yo lo de los cambios de los títulos no lo acabo de entender. Ya he escrito alguna vez sobre eso (Altered states) y en esta ocasión me pasa lo mismo. L'autre monde (El otro mundo) es una película que parte de su argumento transcurre en un mundo virtual, por lo que el título me parece fenomenal. Pero imagino que por cuestiones de marketing, para vender mejor la película en el extranjero, le han puesto el título más internacional de Black Heaven (Cielo negro) que sin duda alude al color imperante en el mundo virtual de Black Hole (Agujero negro). Pero el título que menos me gusta es el que le han puesto en español: Juegos mortales (Mortal games, uf perdón que se me ha ido la pinza con lo de las traducciones), que aunque también alude a la trama argumental, creo que despista al espectador.

Bajo un título u otro, el film de Gilles Marchand nos presenta una historia que que transcurre en dos mundos que interaccionan de una manera inesperada.

En el mundo real Gaspard (Grégoire Leprince-Ringuet) es un joven que tiene una vida apacible con su novia y sus amigos. Por casualidad descubre la existencia de un mundo virtual, Blak Hole, y se queda impactado por las cosas que allí ocurren, sobre todo cuando conoce a Audrey (Louise Bourgoin), una chica tan hermosa y enigmática como su avatar virtual.

La trama es entretenida, quizás un poco forzada, pero te acaba enganchando a pesar de la lentitud con la que transcurren los acontecimientos, pero esto, si te gusta el cine francés no lo notarás.

Bajo mi punto de vista lo verdaderamente interesante es comprobar cómo se ven los mundos virtuales en el cine y comparar el de Black Hole con el de Second Life. El primero es ocuro, enigmático y te envuelve en un ambiente que parece inclinado a lo prohibido. El segundo es luminoso, colorido, quizás más "naif" pero los que lo conocemos sabemos que también puede ser una puerta hacia lo prohibido, por lo menos hacia lo oculto.

En ambos el anonimato de los avatares parece ser una condición indispensable para el tipo de conductas que en ellos se desarrolla. Ello te tienta en muchas ocasiones a llevar existencias separadas o por lo menos a intentarlo. Entonces, una de las cosas que más puede llamar la atención a un usuario de Second Life es como en esta historia se mezclan tan abruptamente ambas existencias.


Por último y como cosa curiosa, también me llamó la atención, aunque no me sorprendió, el hecho de que para personalizar el avatar en Black Hole se siguiese un procedimiento tan similar a Secon Life, pero que además se pudiese elegir la voz que quieres tener. Enseguida pensé que eso podría anadir problemas al tipo de relaciones, ya de por sí complicadas, que se tienen en los mundos virtuales. El argumento me dio la razón, aunque no ha sido mérito mio, es que uno ya lleva unos años de existencia virtual y sabe qué te puedes encontrar.

No te cuento más por si quieres ver la película. A mí me gustó.

Saludos,



Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails